Saltar al contenido

Las mejores leñas para chimeneas

Maderas para la el fuego

Es momento de disfrutar de la calefacción, y quieres saber cuál es la mejor leña para chimeneas, en chimeneass.online te contaremos lo que necesitas saber para comprar la mejor leña al mejor precio, y hacer una estupenda calefacción que te ayudará a ahorrar dinero, pues no necesitas mucha para hacer un buen fuego.

Primero que nada…

El humo de la chimenea es altamente contaminante, es por esto que te recomendamos no quemar leña, y buscar alternativas que ayuden al cuidado de nuestro planeta, como es el pellets, que tiene una gran potencia calorífica y muy fácil de encender. Te recomendamos leer nuestro completo artículo sobre las toxinas y daños en la salud de quemar leña.

Entendemos que aún estás en proceso hacia el uso de otra alternativa, o quizás ni siquiera sabías la contaminación que produce la leña, este es un artículo para encender el hogar de la mejor manera para minimizar el impacto del humo de la madera.

No todas las leñas que están en venta o puedes conseguir en un bosque, es acta para la chimenea, hay maderas que es mejor solo utilizarlas para prender el fuego, y otras que son ideales para conservarlo manteniendo una potencia calorífica óptima. Entonces ¿Qué leñas usar para la chimenea?

Existen una serie condiciones y clases de madera que garantizan una mejor combustión, y que arroja menos humo al ambiente.

Valor calorifico

O también producción de calor, es la cantidad de calor que puede generar un tipo de madera, se mide en kilocalorías (kcal): cada kilogramo quemado de una madera X es capaz de producir una potencia calórica Y, por ejemplo el abeto tiene un valor calorifico de 4600kcal, es decir que cada kilogramo de está madera tiene una producción de calor máxima de 4.600 kilocalorías, esto nos indica que no tiene una gran potencia calorífica.

Tipos de leñas para chimeneas

La clase de leña que necesitas dependera si lo que quieres es encender el fuego o mantenerlo, si quieres encender el fuego lo mejor es usar leñas suaves que son más fáciles para hacer el fuego, pero si lo que quieres es mantener el fuego lo mejor son las leñas tipo duras que tienen una alta producción de calor y tienen una combustión más lenta:

Leñas para combustión lenta:

  • Fresno o haya.
  • Encina.
  • Roble.
  • Eucalipto.
  • Abedul.

Leña para encender la chimenea:

  • Abeto.
  • Chopo o Alamo.
  • Castaño.
  • Alcornoque.
  • Pino.
  • Olivo.

El fuego de estas leñas depende porcentaje de humedad, quema siempre leñas secas, ya que contribuyen con una excelente calefacción y al cuidado de tu chimenea.

Leña húmeda

Te aconsejamos siempre quemar leña seca, la leña húmeda aumenta el humo que sale de la chimenea haciendo en algunos casos que salga hacia la estancia y provocando accidentes, así como también aumenta el hollín en el tiro de la chimenea, esto equivale cargar dinero o tiempo la limpieza que será frecuente.

Leña seca

A la hora de comprar leña siempre debe haber sido cortada por lo menos 9 meses antes de su venta, y debe tener al minimo 20% de humedad, las maderas de eucalipto necesitan más tiempo para secar completamente. La leña seca y de textura dura proporciona un alto poder calorífico, lo que se traduce en una gran calefacción con menos combustible.

Entre las maderas secas…

Una forma de clasificación es si son maderas blandas o duras, las primeras son perfectas para prender el fuego mientras que las segundas producen una alta potencia calorífica y mantienen el fuego por mucho más tiempo.

Maderas blandas

Este tipo de maderas como son blandas se encienden más rápido, por esta razon al quemarlas en la cámara de combustión tardan mucho menos que las maderas duras, además tienen poco poder calorifico, y producen más creosota que las maderas duras, lo que hará que la limpieza sea de forma regular.

Puedes comprar leñas blandas en poca cantidad a un buen precio, son ideales al momento de encender la chimenea, pero una vez se halla hecho fuego lo mejor es pasar a maderas duras para potenciar el fuego. Entre las maderas blandas están:

Leña de abeto

Es un tipo de leña de corta duración y de fácil encendido, el abeto es un árbol conifero, es decir frondoso y en forma de cono, su combustión producen más hollín que la leña de pino, además es de corta duración al quemar, por lo que se recomienda tener un tiro limpio para no acumular demasiada creosota en muy poco tiempo, genera una potencia calorífica de 4600kcal.

Leña de chopo o alamo

Está leña es de madera frondosa, produce pocas brasas calientes, lo que hace que el limpiado sea más fácil pero genera abundante cenizas, se aconseja solo para encender el fuego, hace llamas vivaces y bellas, tiene una producción de calor de 4100kcal poco productivo para mantener el fuego.

Leña de castaño.

Está leña es de madera tierna, es una fuente recursiva a la hora de avivar el fuego, aunque desprende chispas que no son un problema cuando la chimenea es cerrada, produce un exceso de cenizas considerable, a excepción de las demás leñas blandas su combustión es más lenta, tiene una producción de calor de 4800kcal.

Leña de alcornoque

El alcornoque es ideal para iniciar el fuego gracias a su fácil encendido, no produce una gran potencia de calor, por lo que no se aconseja mantener el fuego con este tipo de leñas, tiene la capacidad de producir hasta 4700kcal.

Leña de pino.

Es de tipo conifero, se quema fácil pero producen un exceso de hollín, gracias a su elevado contenido en aceites. si utilizas está leña tienes que estar en constante revición del grosor de la creosota que se incrusta en el tiro de la chimenea, el exceso de creosota puede causar la obstrucción de la salida de humos y por ende incendios, es por esta razón que no se recomienda quemar leña de pino dentro del hogar, es mejor en chimeneas o fuegos al aire libre, tiene una potencia de calor de 4900kcal.

Leña de olivo

Es una de las más económicas sin dejar de tener muy buena calidad, al principio es un poco díficil encender pero una vez hecho el fuego proporciona alto poder calorífico, produce llamas explendidas que generan bastante pocas brasas, tardará en quemarse completamente. Tiene una producción de calor de 4678kcal.

Maderas duras

Las maderas duras son especiales para mantener el fuego, proporcionan una alta potencia calorífica, lo que las hace perfectas para una excelente calefacción en hogares grandes, sus brasas logran acumular suficiente para propagar lo aún después que las llamas se han apagado. Esta clase de leñas son perfectas para una combustión lenta de la chimenea.

Leña de encina

La leña de encina es una de la más apetecida gracias a que tiene una gran potencia calorífica, una vez se enciende, la combustión de esta leña es lenta, lo que hace que con poca leña se pueda tener una fuente de calor de calidad, es ideal para chimeneas cerradas ya que potencian aun más su producción de calor, por su gran calidad y excelente combustión es una de las más caras. Su valor calorifico es de 4900kcal.

Leña de roble

Cuesta encender(necesita altas temperaturas) pero tiene un gran poder calorífico. También origina grandes brasas en su combustión. Dos años tarda para que el agua se encargue de arrastrar los taninos que tiene la madera y esté completamente seca. Tarda en consumirse y deja bastante brasas.

Leña de eucalipto

Tiene una textura media. A la hora de encender el fuego es una buena aliada, una vez encendida desprende un olor natural que impregna al ambiente. al comprar revisa su nivel de secado, pues esta leña cuando no esta lo suficiente seca aumenta la producción de hollín en el tiro de la chimenea.

Leña de abedul

La corteza de la leña de abedul es perfecta para hacer los primeros fuegos de la chimenea, ya que su corteza al ser inflamable enciende con facilidad, tiene gran potencia para generar calor, además que las brasas mantienen la calefacción aún después mucho tiempo de haber apagado sus llamas. Produce 4900kcal.

Leña de fresno o haya

El fresno es la alternativa más económica a la leña de encina, sus vivaces llamas hacen del hogar un ambiente acogedor, tiene una excelente potencia calorífica, su peso ligero la hacen fácil de guardar pero hay que tener cuidado el lugar donde se reserva pues se pudre fácilmente y una vez podrido pierde su capacidad de producir calor en el hogar. Produce 4700kcal.

¿Cómo identificar leña seca?

Como ya sabes la leña seca es la mejor opción para disfrutar de una excelente calefacción, entonces ¿Cómo saber elegir la leña seca? Conoce estos trucos y consejos para saber elegir la leña ideal para tu chimenea.

  • Es más liviana.
  • No tiene manchas blancas.
  • Tiene grietas.
  • Corteza de fácil desprendimiento.
  • No tiene manchas grises.
  • Color opaco.
  • Se quiebra en lugar de doblarse.

¿Cómo guardar leña en casa?

El almacenamiento de la leña es una de las partes más importantes, ya que de nada vale tener madera de excelente calidad cuando el sitio donde se reserva no cumple con los cuidados mínimos para preservar la leña. los troncos imperfectos producen menos calor, lo mejor es ahorrar dinero poniendo los troncos en un lugar adecuado. Conoce estos estos consejos para reservar la leña:

Humedad: Este es uno de los peores enemigos de la leña, evita sitios húmedos y con mucho vientos, o donde pueda caer rocio de lluvia.

Elevación del suelo: al guardar los troncos cuida que estos se encuentren a unos centímetros del suelo, pues la humedad puede deteriorar la calidad de la leña, produciendo hongos y otros imperfectos.

Insecticidas: Una vez almacenada rocía un poco de insecticida natural para evitar hongos e insectos que pueden estropear la calidad de la leña.

Leñas artificiales para chimeneas

Briquetas

Troncos fabricados a partir de virutas y serrín, perfectos para arrancar y mantener vivo un fuego. Funcionan mejor si tu chimenea tiene una puerta o usas una estufa cerrada. Normalmente se sirven en paquetes de varias unidades.

Leñas toxicas

Antes de aprovechar cualquier leña que tengas a tu alcance, es importante conocer si es en realidad la mejor opción para calentar al fuego. Estás son leñas toxicas que debes evitar para no sufrir algún percance de salud.

Zumaque

leñas toxicas, árbol de zumaque

Este árbol es altamente venenoso, el humo que emite la leña de zumaque ocasiona irritación severa en la piel e incapacidad para respirar, su activo venenoso es el aceite llamado urishiol que contiene. Evita quemar también otros árboles que se encuentren cerca.

Maderas trabajadas

maderas rústicas, maderas traajadas

Las leñas de maderas que han sido tratadas con algún químico como son el tinturas, barniz o pinturas, etc. Estás leñas producen olores químicos que son perjudiciales para la salud. Muchos de estos químicos son inflamables lo que generan incendios o incluso explosiones.

Laburnum

Este árbol posee toxinas que al ser ingeridas o inhalar el humo de su leña puede provocar vómitos, náuseas, diarrea, somnolencia, convulsiones. Este humo acre contamina los alimentos que estén alrededor de la chimenea, también se le conoce como lluvia de oro por sus flores amarillas, cada una de sus partes es altamente venenoso, evita tomar leños o troncos que estén a su alrededor.

¿Cuál es la mejor leña para la calefacción?

A todas estas ¿qué leña usar en el hogar? La madera de encina es la mejor leña para chimeneas, su alta potencia de calor la convierten en la más eficaz a la hora de calentar el hogar. Por ser de tan buena calidad para la calefacción, es una de las más apetecidas, por esta razón su alto precio.

Otra madera que te recomendamos es la leña de fresno o haya, en una cámara de combustión cerrada hace maravillas. Solo relájate y disfruta de la excelente temperatura.