Saltar al contenido

¿Cómo elegir el mejor pellets?

Calidad pellets de madera

Los pellets de madera hacen parte de los tipos de combustibles más amigables con el medio ambiente, además de ser de los más económicos, aunque esto puede no ser así, si la elección del pellets es de baja calidad. Encuentra aquí los aspectos que necesitas saber para comprar el mejpr pellets, los tipos que existen y los certificados que garantizan su calidad.

La demanda de pellets ha crecido a pasos agigantados, como también empresas que se aprovechan de la poca esperticia del comprador para vender pellets de mala cálidad. Para elegir la mejor calidad de pellets de madera te aconsejamos tener en cuenta los siguientes criterios.

  • Busca los sellos de certificación de calidad que se encuentran en el empaque.
  • Comprueba la forma del pellets, esta deben ser cilíndricas.
  • Analiza la superficie de los granos, debe ser lisa y brillante.
  • No debe haber grandes cantidades de polvo de madera dentro del paquete;
    comprobar que el embalaje es perfecto.

Porcentajes de los sellos de calidad

Esta es el criterio más importante para verificar la calidad de tu pellets de madera, ya que de esta depende la cantidad que necesita la estufa para producir una alta potencia de calefacción. ejemplo si tu pellets es de baja calidad necesitaras más combustible para generar una potencia de calor alta, y si es de buena calidad con poco pellets produciras suficiente calor toda la estancia.

Puedes encontrar el porcentaje de potencia de calefaccion estimada de los pellets, pueden ir desde 4,5 kWh/kg a 5,5 kWh/kg: un porcentaje alto, equivale a una mayor potencia de calor con menos pellets, garantizando una buena calidad.

También encuentras un porcentaje que estima los residuos de cenizas que dejan los pellets en la cámara de combustión, lo te recomendamos comprar un porcentaje inferior al 1%.

Las mejores maderas para la producción de pellets son la haya y el abeto puros, el primero más, el segundo menos, porque, como planta resinosa, produce más cenizas y hollín en el tubo de escape.

Aunque también encuentras en el mercado, pellets de madera producidos de hoja ancha y mezclados, o el resultado de procesar la biomasa natural, como es el caso del aserrín mezclado con residuos de maíz. Este último es lo recomendamos sólo si se alimenta una caldera muy grande, mientras que para las estufas no es recomendable, pues este tipo tiene alto producción de cenizas que ensuciarse en exceso la cámara de combustión y el brasero.

Otro aspecto a considerar es el porcentaje de humedad, está no debe superar el 8%, ya que si es mayor necesitaras bastante pellets para generar una alta potencia de calefacción, a la vez que generará más humo que al condensarse en el tubo de evacuación generará hollín.

Certificación de pellets

Es importante que el producto tenga sellos de certificacion nacional o internacional, en Europa está el certificado EN Plus que te permite comprobar todas las características químico-físicas del pellet y clasificarlo en tres tipos:

  • A1 para los pellets más finos, de excelente calidad.
  • A2 para pellets de calidad media.
  • B se clasifican los pellets de menor calidad, aptos sólo para uso industrial.

Las certificaciones garantizan un control de buena calidad de este tipo de biomasa, así se excluyen otros con baja calidad de composición no óptimas. Como también garantizan que el pellets no se compone de residuos de madera que ya han sido procesados y que tienen características físicas precisas, como la durabilidad y la textura.

Forma de los granos de pellets

Esta debe ser de forma cilíndrica, uniforme y regular para todos los componentes, si el tamaño es demasiado grande, puede llegar a ser un problema a la hora de cargar la estufa: se considera que el tamaño más grande de pellets debe ser de 30 mm pero aconsejamos que sea de unos 21 mm ya que ese es el tamaño ideal para la carga de la estufa.

Cuándo compras pellets es importante verificar que se encuentra en buen estado porque aún teniendo certificados de calidad, si ha estado expuesto a la humedad, puede resultar ineficaz, ya que se minimiza la potencia de calecfacción, lo que trae como consecuencia el aumento de humo producidos por la humedad, como también el exceso de este tipo de pellets puede dañar la cámara de combustion.

Te aconsejamos comprar pellets que se produzcan cerca de tu ciudad, un pellets fabricado en un lugar demasiado remoto puede poner en peligro su sostenibilidad, ya que los controles en la cadena de suministro pueden tardar mucho.

Trucos para saber la calidad del pellets

El mejor pellets del mundo

Existen trucos o recursos prácticos que puedes tener en cuenta a la hora de verificar la buena calidad de esta biomasa natural, Como son los siguientes:

  • Revisa que no haya residuos de carpintería, como el aserrín en el interior del paquete, también lo puedes reconocer con sentido del olfato, pues si ya has comprado pellets reconocerás su olor.
  • Es normal encontrar un poco de polvo de madera en el paquete, siempre y cuando no sobre pase los 0,95% que se halle en una bolsa de 15kg. Si hay mucho polvo en referencia con su cantidad es de mala calidad.
  • Comprime entre tus dedos un grano de pellets, Si te cuesta demasiado desintegrarlo es porque contiene componentes no actos, por lo tanto no es de buena calidad.
  • Si por el contrario, el tiempo necesario para desintegrar el producto es corto y la fuerza ejercida ha sido débil, se producen pellets blandos.

Cuándo comprar pellets de calidad

En verano es la mejor época para comprar pellets de buena calidad, ya que el precio está muy bajo un paquete de 15 kg puede estar cerca de los 4€, justo antes de terminar la época de verano guarda lo que necesites para la primavera.

Otra forma de comprar un buen pellet, a un precio más bajo, es pedir una cantidad considerable directamente a los productores, o utilizar la creación de grupos de compra de pellets, formados por amigos y familiares, que también están interesados en pellets.